miércoles, 26 de noviembre de 2014

Areguá "Ciudad de artesanías"


Areguá es la capital del departamento Central, Paraguay. Ciudad de artesanías en cerámica; a orillas del lago Ypacaraí en la cuenca conformada por ese bellísimo lago y el río Salado. Se encuentra a 28 km de la capital Asunción. Areguá conserva en su arquitectura bonitas casas coloniales con amplios corredores y particular estilo. Estas edificaciones datan de la época en que Areguá era principalmente una ciudad veraniega en la que las familias asuncenas y de los alrededores construían allí sus residencias para pasar el verano. La “Avenida del Lago” se extiende desde un sitio más elevado donde está ubicada la Iglesia principal y desciende hasta la orilla del lago donde se encuentra la Playa Municipal. Este trayecto es considerado el casco histórico de la ciudad y fue declarado Patrimonio Nacional por el Parlamento del Paraguay en el año 1997. El Centro Artesanal de la Cuenca es un local de exposición y venta permanente en donde los artesanos de toda la región están nucleados. Es la ciudad del arte gracias a la arcilla; y según cuentan, de las manos del Sr Ricardo Pérez llegó la alfarería a esta ciudad y es una gran fuente de trabajo y de ingresos. En la misma existen muchísimos artesanos que poseen esta habilidad con el barro. La inmensa cantidad y calidad de los trabajos con que cuentan los diferentes locales en exposición permanente, también es muy conocida por la alfarería Por su parte, Areguá -ciudad engalanada por su encanto natural- también ofrece todo tipo de artesanías. Planteras, cántaros, imágenes de animales, pesebres y alcancías se fabrican en la capital del departamento Central. Martínez expresó que en esta ciudad se utilizan moldes, a diferencia de Itá. Un lugar muy pintoresco. Marisa.

jueves, 20 de noviembre de 2014

Flor de azúcar, Begonia


Begonia de flor, Flor de azúcar, Begonia Begonia semperflorens Nombre científico o latino: Begonia semperflorens Nombre común o vulgar: Begonia de flor, Flor de azúcar, Begonia. Familia: Begoniaceae. - Origen: Brasil. - Planta herbácea perenne o anual o de temporada. - Altura: 20-40 cm. - Tallos carnosos y ramificados. - Hojas ovales y redondeadas. - Flores reunidas en cimas exilares de color rosa, rojo, blanco. - Se obtienen diversas variedades de esta especie, diferenciadas por su tamaño o bien por el color de las hojas, que pueden asumir coloraciones rojizas en múltiples tonalidades. - Florecen durante casi todo el año. - La Begonia semperflorens es utilizada para arriates, rocallas y bordes o para el cultivo en maceta en interior y terraza. - Clima cálido y húmedo. - Luz: a semisombra. Se da perfectamente en lugares de sombra. - Temperaturas: no tolera bien el frío y debe resguardarse de los vientos y las heladas. En invierno debe protegerse de las heladas con alguna cobertura. - El riego debe ser frecuente y moderado, evitando los encharcamientos porque se pudre la base de los tallos. Begonia semperflorens se reproduce fundamentalmente por semilla. La luz es esencial para la germinación. Temperatura de germinación entre 22-27ºC y tarda unos 14 días. No cubrir pero mantener la capa superficial del plantel húmeda colocando un cristal. Marisa.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Orquidea Cyrtopodium punctatum


Cyrtopodium punctatum (L.) Lindl. Cyrtopodium punctatum (L.) Lindl., pertenece a la familia de las Orchidaceae. Se la cita para Brasil, Paraguay y Argentina, en éste último para las provincias de Catamarca, Chaco, Formosa, Jujuy, Misiones, Salta y Tucumán. En Misiones se la menciona para el Departamento Oberá. Es una orquídea con pseudobulbos erectos, rígidos, largamente fusiformes, hasta 80 cm de largo y 6 cm de diámetro, cuando jóvenes revestidos con vainas foliares, cuando viejos desnudos y anillados. Las hojas son acuminadas, atenuadas hacia la base, con nervios longitudinales bien pronunciados. La inflorescencia es una panícula de hasta 1.2 m de largo, multiflora, emergiendo junto con el brote nuevo (retoño) de la base de los pseudobulbos, con vainas grandes e infladas de 6 cm de largo y 5 cm de ancho, verde-amarillentas con manchas purpúreas, la bráctea de 1.3 cm de largo, de color verde-amarillenta con manchas purpúreas o cafés, las flores de 3.5 cm de diámetro, los sépalos verde-amarillentos con manchas purpúreas, los pétalos amarillentos con pocas manchas, el labelo con los lobos laterales amarillo brillantes en la base y cafés hasta café-rojizos en los 3/4 superiores, lobo medio amarillo claro en el interior, amarillo-café en el borde, columna amarilla en la porción basal, verde en la porción apical; sépalos redondeados, de 20 mm de largo y 12 mm de ancho, con bordes fuertemente undulados; pétalos redondeados, 17 mm de largo y 12 mm de ancho, con bordes menos undulados y mucronados en el ápice; labelo 1 cm de largo y 9 mm de ancho, conspicuamente 3-lobado, los lobos laterales encorvados y carnosos, el lobo medio 5 mm de largo y 12 mm de ancho, con un borde apical de 3 mm de ancho, eroso-tuberculado, algo car. Marisa.

lunes, 10 de noviembre de 2014

El tiluchí (Drymophila ferruginea)


El tiluchí herrumbroso es una especie de ave paseriforme de la familia Thamnophilidae endémica de la mata atlántica del sureste de Brasil. Anteriormente se consideraba que f El hormiguero ferruginosa ( Drymophila ferruginea ) es una especie de ave en la Thamnophilidae familia. Es endémica de Bosque Atlántico en el sureste de Brasil. Antes se consideraba la misma especie con la muy similar antbird de Bertoni ormaba una única especie con el tiluchí colorado El tiluchí herrumbroso (Drymophila ferruginea) es una especie de ave paseriforme de la familia Thamnophilidae endémica de la mata atlántica del sureste de Brasil. Anteriormente se consideraba que formaba una única especie con el tiluchí colorado. Marisa

Fruterito azulejo


El fruterito azulejo, eufonia buchinaranja o curruñatá azulejo Euphonia xanthogaster) es una especie de ave de la familia Fringillidae, anterirmente clasificada como Thraupidae, que se encuentra en Bolivia, Brasil, Colombia, Ecuador, Guyana, Panama, Perú y Venezuela Paraguay Argentina. Vive en el interior y los bordes de la canopia del bosque húmedo y el bosque de galería Mide 10,54 a 10,9 cm de longitud. Presenta dimorfismo sexual. El plumaje del dorso del macho es color azul metálico; mejillas, garganta y cuello negro azulado; corona, frente, pecho y vientre amarillo fuerte; la corona y la frente pueden ser rojizas. La hembra presenta nuca y corona grisácea y partes inferiores de color ante, blancuzco o crema grisáceo y dorso oliváceo y puede presentar frente de color oliváceo o castaño. Marisa.

jueves, 6 de noviembre de 2014

A canela-de-ema (Vellozia squamata)


Vellozia es un nombre botánico para un género de plantas con flores perteneciente a la familia Velloziaceae. Comprende 216 especies. Es originario de América desde Panamá a Brasil Un género de plantas con flores perteneciente a la familia Velloziaceae. Comprende 216 especies. Es originario de América desde Panamá a Bras El-de-Ema canela (Vellozia squamata) es un arbusto de la familia Velloziaceae . Es una planta hermafrodita común en el cerrado de los estados brasileños de Bahía, Distrito Federal, Goiás, Mato Grosso, Mato Grosso do Sul, Minas Gerais y São Paulo .Ella tiene un crecimiento lento, de unos 4 centímetros al año. Es una especie en peligro en varias partes de Brasil. Marisa.

martes, 4 de noviembre de 2014

Sangre de drago


El sangre de drago (Croton urucurana Baillon) es una especie de árbol perteneciente a la familia de las euforbiáceas. Es un árbol nativo sudamericano de porte pequeño a mediano, tronco de corteza fina color castaño grisáceo que al ser herida exuda un látex color rojizo. Follaje verde claro de hojas simples de forma acorazonada, alternas y de bordes lisos que llegan a superar los 10 cm de largo. Las flores son blanquecinas, en espiga. La especie prefiere suelos húmedos, es frecuente encontrarla en inmediaciones de cursos de agua. Se lo conoce vulgarmente como Sangre de dragón; Urucurá / Uruku-ra; Copaiba; Paraguay Ivirá caá-verá; Sangra d’ água (Brasil); Jawaniney; Huachipaeri (Perú); Balsa macho; Palo de drago; Huambo; Tapa roja; Telandilla; Zangrado.Argentina. El nombre "sangre de drago" se debe al látex que exuda y se remonta a la colonización de los españoles en América, cuando en las primeras expediciones de reconocimiento de especies vegetales se identificaron algunos árboles que exudaban una resina similar a la denominada "sanguis draconis" Usos El látex tiene aplicaciones en la medicina popular para el tratamiento de las heridas y úlceras cutáneas. La sangre de drago es una medicina muy popularizada en Perú, Ecuador y Colombia que se puede encontrar en mercados, ferias artesanales y comercios naturistas. Un solo árbol absorbe una tonelada de dióxido de carbono Durante toda su vida. Marisa.

lunes, 3 de noviembre de 2014

Leyenda La Tijereta (Jhuguay-Yetapá)


Sucedió hace muchísimos años. Tupá había decidido que las almas de los que morían y que debían llegar al cielo, lo hicieran volando con unas alitas que Él enviaba a la tierra por medio de sus emisarios. Claro que para los mortales esas alitas eran invisibles. Una vez que el alma llegaba al ibaga (cielo), Tupá destinaba esa alma a un ave que Él creaba con tal objeto, de acuerdo a las características que hubiera tenido en vida la persona a quien pertenecía. En un pueblito guaraní vivía Eíra (miel) con su madre. Ésta, que había quedado imposibilitada, dependía para todo de su hija, que a su vez se dedicaba a atenderla y cuidarla, ganándose la vida con su trabajo. Eíra era costurera, y para tener a mano la yetapá (tijera) que tantas veces necesitaba, la llevaba colgada a la cintura, sobre su blanco delantal, por medio de un cordón oscuro. Muy trabajadora y diligente, a Eíra nunca le faltaban vestidos para confeccionar, de manera que era muy común verla con tela y tijera, cortando nuevos trabajos. Se hubiera dicho que la tijera formaba parte de ella misma. Por la mañana, al levantarse y luego de haberse vestido, lo primero que hacía era atarla a su cintura teniéndola pronta para usarla en cualquier momento. Viejecita y enferma como estaba, y a pesar de los cuidados que le prodigara, la madre de la laboriosa Eíra murió una noche de invierno, cuando el frío era muy intenso y el viento soplaba con fuerza. Grande fue la pena de esta hija buena, dedicada siempre y únicamente a su madre y a su trabajo. Desde ese momento quedó sólo con su tarea, a la que se entregó con más ahínco que nunca tratando de distraerse, porque su pena era muy intensa y la desgracia sufrida la había abatido de tal forma que perdió el deseo de vivir. La tijera así suspendida acompañaba el ritmo de su paso y brillaba el reflejo de la luz, cuando la costurera se movía de un lugar a otro. No mucho tiempo después de la muerte de su madre, la dulce y sufrida costurera enfermó de tristeza y de dolor, tan gravemente que no fue posible salvarla. Eíra había sido siempre buena, excelente hija y laboriosa y diligente en sus tareas, por lo que Tupá llevó su anga (alma) al cielo. Allí creó para albergarla un pájaro de plumaje negro, con la garganta, el pecho y el vientre blancos. Omitió los matices alegres y brillantes considerando que su vida había sido humilde, opaca y oscura, aunque llena de bondad y sacrificio. Cuando Tupá hubo terminado su obra, Eíra se miró y miró a Tupá como intentando pedirle algo. El Dios bueno, que conoció su intención, dijo para animarla: -¿Qué deseas, Eíra? ¿Qué quieres pedirme? Conociendo la amplia bondad de Tupá, comenzó humilde y avergonzada a pedir... ¡ella que jamás había pedido nada! -Tupá... Dios bueno que complaces a los que te aman y respetan... yo desearía... -¿Qué es lo que quisieras, Eíra? -Tú sabes que durante toda mi vida sólo al trabajo me dediqué y quisiera tener un recuerdo de lo que me ayudó a vivir... -Dime, entonces... ¿qué es lo que deseas? -Yo desearía tener una tijerita que me recordara la que tanto usé en mi vida en la tierra y que contribuyó a que sostuviera a mi madre... Encontró Tupá muy de su agrado el pedido de la muchacha, por la intención que lo inspiraba, y tomando las plumas laterales de la cola las estiró hasta dar a la misma la apariencia de una yetapá, como lo deseara la costurera, otorgándole, además, la propiedad de abrirla y cerrarla a su voluntad, tal como hiciera durante tanto tiempo con la de metal con que cortara las telas. Por la semejanza, precisamente, que tiene la cola de esta ave con la tijera, la llamamos Jhuguay-Yetapá (tijereta). (Jhuguay: cola -Yetapá: Tijera).